Premio Alfonso IX

El pasado 23 de abril fue inaugurada en León una estatua de Alfonso IX, realizada por el escultor badajocense Estanislao García Olivares. Levantada mediante suscripción popular, la estatua preside la plaza de la Real Basílica de San Isidoro porque fue en este preciso lugar donde Alfonso IX convocó la Curia Regia de 1188, otorgando al pueblo por primera vez en la Historia representación, con voz y voto. Por este hecho, la UNESCO reconoció a la ciudad de León como Cuna del Parlamentarismo Mundial.

Acto de inauguración

 Alfonso IX ostenta por ello el sobrenombre de “Rey Ciudadano”, aunque quizás sea más conocido en nuestra ciudad por la conquista de Badajoz en 1230, sumando con ello a la corona de León y Galicia que ya ostentaba, el título de Rey de Extremadura.

El Premio Alfonso IX de investigación histórico-militar, que lleva su nombre, pretende servir de estímulo al conocimiento de su figura entre los badajocenses. En este sentido, los galardones previstos para entregar a los premiados justifican y refuerzan el vínculo entre Extremadura y el Rey.

Estatua de Alfonso IX en León

Este premio, dedicado en esta edición al mejor trabajo de investigación sobre la Historia Militar de Extremadura, está dotado con un busto de Alfonso IX y una retribución en metálico de quinientos euros (500 €).

Busto de Alfonso IX en el taller del autor

Así mismo, la Fundación CB otorgará el Premio Alfonso IX al mejor trabajo de investigación sobre la Historia Militar de Extremadura, que haya sido presentado por autor menor de veinticinco años, consistente en un busto y retribución en metálico de trescientos euros (300 €).

El busto a entregar a los ganadores de los premios otorgados en estas Jornadas está realizado en resina por el mismo Estanislao García Olivares, manteniendo los rasgos de la estatua erigida en León, sobre un soporte de madera.